alimentos-espanoles-que-debes-probar-al-

GASTRONOMÍA

ESPAÑOLA

La cocina española se caracteriza por ser rica, variada, sencilla y con una materia prima de gran calidad, y bien acompañado con algunos de los mejores vinos del mundo.

 

Paella

Su nombre se refiere al tipo de sartén que se utiliza para cocinar el plato, en valenciano, lugar donde nace gracias a los jornaleros que mezclaban los alimentos que tenían a mano, por lo que tradicionalmente en la paellera se echaba conejo, pollo, judías verdes, judías blancas, caracoles y todo tipo de verduras que tuvieran a mano.

Hoy en día, su difusión ha hecho que tenga otras variantes, tal como lo hacemos en mi casa o cómo se suele encontrar en los restaurantes, con un sofrito de cebolla, pimiento verde y tomate con calamares, chirlas, mejillones, pollo, gambas y cigalas, al que se le añade el arroz para hacerse lentamente con el caldo del marisco.

1.jpg
2.jpeg

Cocido Madrileño

El cocido es un guiso que consiste en un primer plato de sopa de fideos o el caldo resultante de cocer los garbanzos con verdura, generalmente repollo o judías verdes, pollo o gallina, morcillo (carne de ternera), tocino, chorizo y morcilla, que se sirven de segundo plato.

Sin duda, una comida deliciosa que se comparte con pequeñas variaciones en todo el país, como el cocido maragato, el cocido montañés típico de Cantabria y otros muchos. ¡100% recomendados!

Fabada Asturiana

Otro plato que aunque tiene su origen en Asturias, se ha extendido y popularizado ampliamente por toda España es la fabada.

El plato consiste en un guiso de judías o frijoles con chorizo, morcilla, tocino y oreja de cerdo.

Su origen es incierto, habiendo varias teorías como que es una variante de la caussolet de Languedoc o Midi Pyrénées que llegó aquí a través del Camino de Santiago francés, siendo uno de los platos más típicos de la gastronomía de Francia, e incluso que es una receta más moderna del siglo XX que se inventó en las ciudades, aunque hay constancia de que se consumían fabes o judías en la zona desde el siglo XIII.

El pote asturiano también se parece mucho, con la diferencia de que a este último se le añaden berzas, patatas y otras verduras de la zona.

3.jpg
4.jpg

Jamón Serrano

El jamón serrano, es el alimento más especial de España, algo que sólo se produce aquí y no podrás encontrar en ningún otro sitio del mundo, por lo que debes vivir la experiencia de saborearlo.

El jamón serrano son las patas traseras del cerdo, que se ponen en salazón y se curan con el aire fresco de la sierra. Las patas delanteras, pueden elaborarse de la misma forma, pero se llaman paletillas y son más económicas.

La historia del jamón es larga, existiendo ya en el Imperio Romano (hay referencias escritas desde el siglo II a.C.), por la necesidad de conservar la carne, aunque en la actualidad el proceso ha sido muy mejorado.

No debemos olvidarnos de otros tipos de embutidos riquísimos, como el queso, con multitud de variedades por toda España, el lomo embuchado, el chorizo, etc.

Tortilla de Patata

La tortilla de patatas no sólo es uno de los platos estrella, sino que lo encontrarás en todos los bares y restaurantes del país.

Su elaboración es sencilla, ya que se frie la patata lentamente (a ritmo de cocción) en aceite de oliva, con o sin cebolla y sal, y se escurre y mezcla con el huevo posteriormente, para hacer una tortilla.

Sus orígenes se remontan al año 1.798 en el pueblo de Villanueva de la Serena en Badajoz, donde dos hacendados ilustrados con la ayuda de las amas de casa del lugar, trataban de encontrar un alimento barato para paliar la hambruna, ¡y está delicioso!

Y hablando de patatas, no dejes de degustar las papas con mojo y las patatas revolconas si te cruzas con ellas.

5.jpeg

©2020 by Asociación Hispano China para Intercambios y Desarrollos